Cómo ganar la confianza de tus clientes en marketing sin parecer un vendedor de humo


Índice de contenidos
  1. Introducción
  2. Ser creíble: el camino más difícil
  3. Vender humo: una tentación peligrosa
    1. Ejemplos de vender humo

Introducción

En el mundo del marketing, hay una delgada línea entre ser creíble y vender humo. Muchas empresas son capaces de generar una imagen atractiva y convincente para sus clientes, pero ¿hasta qué punto están dispuestas a sacrificar su credibilidad para hacerlo?

Ser creíble: el camino más difícil

En la era digital, la competencia en el mercado es feroz. Las empresas necesitan destacar entre la multitud y captar la atención de posibles clientes. Una manera de hacerlo es mostrando su experiencia y credibilidad en su sector. Ser creíble es difícil y requiere tiempo y esfuerzo, pero a largo plazo es la mejor estrategia para construir una marca sólida y duradera.

Vender humo: una tentación peligrosa

Por otro lado, vender humo es una tentación peligrosa a la que muchas empresas sucumben. Al exagerar sus logros, prometer resultados imposibles o simplemente mentir, estas empresas pueden aumentar las ventas a corto plazo, pero a costa de su credibilidad a largo plazo.

Ejemplos de vender humo

  • Exageración: Una empresa vende un suplemento alimenticio que supuestamente ayuda a perder peso en una semana. Sin embargo, su publicidad no menciona que solo se logra este efecto siguiendo una dieta muy estricta y haciendo mucho ejercicio.
  • Promesas imposibles: Otra empresa promete a sus clientes que sus productos garantizan un retorno de inversión del 300%. Sin embargo, nunca mencionan que solo puede lograrse si se invierte una cantidad extremadamente grande y se tiene mucha experiencia en esa área de inversión.
  • Mentiras: Una empresa afirma tener una certificación que en realidad no tienen. Cuando un cliente potencial les pregunta sobre esta certificación, esta empresa miente y dice que están en el proceso de obtenerla.
Cómo destacar tu marca con estrategias de marketing de contenido efectivas
LEER

En definitiva, ser creíble es el camino más difícil pero también el más seguro para construir una marca fuerte y duradera. Vender humo puede aumentar las ventas a corto plazo, pero a costa de la credibilidad de la empresa a largo plazo. Por lo tanto, es importante encontrar un equilibrio entre ser atractivo para los clientes y no perder nuestra credibilidad en el proceso.

© 2021 Web Blog. Todos los derechos reservados.

Subir

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación, si continua en navegando consideramos que acepta su uso.